Contra el fuego: un aislante 100% natural y chileno para casas

Enviado por Editor el Mar, 14/11/2017 - 10:22

Con asombrosas capacidades térmicas y acústicas.

Cuando vemos un producto chileno innovador, sustentable, eficiente y que viene a solucionar un problema social tan grave como los incendios, nos alegramos. Por eso hoy queremos contarles de un colchón radicular (CR), hecho a partir de raíces, que se utiliza como aislante en la construcción de viviendas. Lo mejor de todo: es amigable con el medio ambiente y previene incendios. ¡Veamos cómo funciona!

Tecnología made in Los Ángeles (Chile)

Rootmanuna empresa chilena ubicada en Duqueco, una localidad cercana a los Ángeles en la Región del Biobío, trabaja hace siete años en el desarrollo de esta tecnología, dentro de un galpón en donde suceden maravillas.

Gracias a su investigación, han creado el colchón radicular, un aislante para los muros de las viviendas, hecho en un 100% de raíces de granos, que viene a reemplazar a las planchas de plumavit, la fibra de vidrio y el poliuretano.

Imagen eliminada.

¿De dónde sacan este material?

Si ya estabas pensando que para producir este material había que talar centenares de árboles, olvídalo, su producción es absolutamente sustentable.

Su proceso de producción se funda en el cultivo hidropónico de semillas de grano, cuyas raíces son utilizadas para fabricar luego los colchones radiculares. Lo más increíble es que el proceso solamente tarda 10 días y no requiere de demasiada energía ni agua.

Ventajas del colchón radicular

El nuevo material tiene una serie de ventajas respecto a los materiales tradicionales. En primer lugar, es más térmico que el poliestireno y el poliuretano. Pero a la vez posee capacidad de aislación acústica, por lo que evita el molesto eco en las  casas.

Pero probablemente la característica que más llama la atención de este material orgánico, es que tiene una alta resistencia a las llamas, por lo que resulta perfecto para construir casas que no se queman fácilmente. Mientras que el el poliestireno presente en los paneles SIP, tarda tres segundos en quemarse; la fibra de vidrio, 15 segundos y el poliuretano, 1 minuto; el colchón radicular recién comienza a quemarse tras una hora de ser expuesto a las llamas.

Esto resulta ser una gran ventaja para quienes se han visto expuestos a incendios, sobre todo considerando la reciente ola de incendios forestales que sufrió nuestro país.

Ahora, si hablamos de precios, probablemente cause algo de desaliento, pues una plancha de colchón radicular es algo más cara que una plancha de poliestireno Sin embargo, hay que considerar que cada aislante orgánico equivale a tres planchas de este material en cuanto a capacidades aislantes, ¡lo que significa un enorme ahorro!

Hoy en Rootman se encuentran buscando a un inversionista que esté dispuesto a tomar este desafío para masificar la tecnología y, probablemente en un futuro, convertirse en un usual y sustentable material de construcción.

 

Fuente: http://www.lgblog.cl/tecnologia/fuego-aislante-100-natural-chileno-casas/